El Big Data, de manera paulatina, va apoderándose de distintos ámbitos de nuestro entorno. Una tecnología que permite captar y gestionar cantidades ingentes de información de manera rápida y sencilla. Así que, como no podía ser de otra manera, el Big Data también ha conquistado el terreno futbolístico. A día de hoy ésta tecnología tiene un papel clave a la hora de establecer la estrategia de muchos clubes.

Big Data en Fútbol: información y ejemplos

Hoy vamos a contaros la historia del Big Data en el Real Madrid, el primer club de nuestro país que utilizó esta tecnología para establecer sus estrategias, así como las aplicaciones del Big Data en el fútbol.

Real Madrid, club pionero en el Big Data

El primer club en utilizar el Big Data en nuestro país fue el Real Madrid, con Rafa Benítez como entrenador. A día de hoy esta tecnología sigue formando un papel fundamental en el club ya que no sólo ofrece nuevas posibilidades, sino que se encuentra en constante evolución.

Según explican, en un inicio el uso del Big Data a la hora de establecer la estrategia del club se limitaba a realizar informes del rival a través de visionado de imágenes televisivas del encuentro. Actualmente, el alcance de esta tecnología va muchísimo más allá y el Real Madrid la utiliza incluso para calcular la longitud y tipo de pases, así como cruzar las cifras en una base de datos.

Además, uno de los wearables preferidos por el Real Madrid es un sujetador deportivo que integra un contador de pulsaciones, un acelerómetro en la espalda y un GPS. Los jugadores no lo utilizan únicamente en los partidos, sino también durante los entrenamientos, así que el club cuenta con muchísima información sobre ellos.

Big Data & Fútbol

Tal es el auge del Big Data en el terreno de juego que en poco más de cuatro años, la plantilla de los profesionales que se dedican al procesamiento de cantidades colosales de datos, se ha multiplicado y en grandes equipos incluso hay tres o cuatro expertos en Big Data en plantilla.

Datos de los deportistas

Además de recolectar y procesar datos relativos al propio juego, el Big Data también permite monitorizar datos relativos a los deportistas de un determinado club. Equipos grandes de nuestro país están comenzando a colocar unas cámaras en el campo que miden el rendimiento físico del futbolista: cuántos kilómetros ha recorrido, el número de sprints que ha realizado, los cambios de ritmo…  Datos con los que los clubs pueden evitar los excesos de los futbolistas y evitar las lesiones.

Como puedes comprobar, la aplicación del Big Data en el terreno futbolístico aporta muchísimas posibilidades a día de hoy. Además, esta es una tecnología que evoluciona a pasos agigantados, de manera que casi con total seguridad en unos pocos años podrá monitorizar todo tipo de datos de los jugadores y de los partidos.

¿Te ha gustado? Comparte :)Share on FacebookTweet about this on TwitterBuffer this pageShare on Google+Pin on Pinterest
Tagged:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *