El Big Data sanitario ofrece grandes oportunidades en el sector para que los profesionales del mismo puedan obtener información más efectiva sobre sus pacientes con el objetivo de descender las tasas de mortalidad.

Big Data en Salud: Información y ejemplos

Actualmente, la sanidad es precisamente uno de los sectores en los que el Big Data está teniendo un mayor impacto. Además, se espera que en los próximos años sus implicaciones crezcan exponencialmente en todas las áreas: médica, clínica, análisis de datos, gestión de centros de salud, administración hospitalaria y documentación científica.

Investigaciones sobre la implicación del Big Data en el sector sanitario

Kinsey Global Institute

Tal y como señala un estudio de 2011 del Kinsey Global Institute acerca del Big Data en el área de la salud, las aplicaciones de la gestión de volúmenes masivos de datos podría suponer un beneficio de 250.000 millones de euros al sector público europeo y unos  300.000 millones de dólares  al sector de  sanidad de los EEUU.

Big Data Healthcare Hype and Hope

En octubre de 2012,  Bonnie Feldman y otros compañeros  publicaron el  informe  “Big Data Healthcare Hype and Hope” en el que explicaron con muchísima precisión cómo el Big Data es una tecnología con cada vez mayor importancia en el sector sanitario. Según Feldman “el potencial de big data en medicina reside en la posibilidad de  combinar los datos tradicionales con otras nuevas formas de datos tanto a nivel individual como poblacional”.

Y es que, es precisamente el sector sanitario uno de los que más datos desestructurados y semi-estructurados genera.

Por lo tanto, actualmente sólo hemos visto la punta del iceberg de todo el potencial que esconde el Big Data en el sector sanitario.

Big Data en el sector sanitario en España

A día de hoy, existe cada vez una mayor conciencia acerca de la necesidad de implantar una solución Big Data en el Sistema Nacional de Salud. Según parece, los expertos están decididos a desarrollar una estrategia inicial en el ámbito de la investigación biomédica. Los retos a los que deben enfrentarse son muchísimos, pero los beneficios potenciales son aún mayores.

El ingeniero de Telecomunicaciones y socio de Huete&CO, Juan Miguel Poyatos, explica que la implementación del Big Data en nuestro país debe ir dirigida principalmente hacia la prevención. En España, el 70% del gasto sanitario se debe a los enfermos crónicos.

Uno de los proyectos más relevantes desarrollados en España en relación al Big Data es el programa sobre información de pacientes en Cataluña; el denominado proyecto Visc+.

No hay duda de que la aplicación de Big Data en el sector sanitario es imparable.  En el caso de nuestro país, el reto actual es el de desarrollar una estrategia nacional en la que se tengan en cuenta todos los factores y en la que se impliquen todas y cada una de las comunidades autónomas. Por ahora, España se sitúa en paralelo a otros países como Estados Unidos, ambos a la cabeza en la captación, procesamiento y gestión de volúmenes masivos de datos.

¿Te ha gustado? Comparte :)Share on FacebookTweet about this on TwitterBuffer this pageShare on Google+Pin on Pinterest
Tagged:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *