El Cloud Computing es un modelo de reciente implantación que ofrece servicios online y permite emplearlos en cualquier dispositivo sin necesidad de disponer de una infraestructura compleja.

 

La tecnología del Cloud Computing está muy ligada al concepto de Cloud o Nube. En castellano una traducción literal sería la de Computación en la Nube, aunque esta traducción se queda algo limitada, y según el uso también se habla de Servicios en la Nube o incluso de Tecnología en la Red.

 

que es cloud computing

Desde hace varios años, son cada vez más los usuarios y empresas que se decantan por tener datos en un servidor online, y no en servidores físicos privados, de acceso muy limitado en la mayoría de los casos. Esto garantiza que esos datos no se pierdan y estén disponibles en cualquier dispositivo autorizado con acceso a Internet. Así, un usuario podrá acceder a sus datos esté o no en casa, use su PC, su tablet o su smartphone. Y lo mismo para una empresa. Este almacenamiento online recibe el nombre de Cloud Storage o Almacenamiento en la Nube. Tenemos ejemplos de esto en servicios de información como Wikipedia, o mismamente en servicios de correo electrónico

 

 Pero ya no sólo podemos guardar datos online, sino utilizar programas y utilidades directamente desde la red. Las ventajas de esto son innumerables. Imaginaos que tenemos que realizar un retoque fotográfico y luego insertar ese gráfico retocado en un documento de texto para después enviarlo a una dirección de correo electrónico. Hace años necesitaríamos tener el programa de gráficos, el editor de textos y luego un cliente de correo instalado en tu ordenador (y que además el ordenador cumpliese los requisitos para ejecutar esos programas).  Hoy en día es probable que puedas realizar todo eso sin moverte de tu navegador de Internet, y desde cualquier dispositivo o lugar que lo desees. Y por si esto fuera poco, encima no tienes ni siquiera que tener un sistema operativo compatible.

 

 Existen tres tipos principales de Cloud Computing, según el servicio que oferten. Asi, tenemos por un lado el Software como Servicio, en la cual como su nombre indica se oferta un programa o aplicación para su uso. En el modelo de Plataforma como Servicio, se va algo más allá y se permite usar una plataforma (similar a lo que sería un sistema operativo), que engloba diversas aplicaciones y programas.

Y por último tenemos el modelo de Infraestructura como Servicio, en el cual se oferta un determinado hardware para su uso online (como por ejemplo ofrecer un servidor para guardar datos online).

 

 Evidentemente esta tecnología también tiene sus detractores, que señalan ciertas desventajas. Por un lado los usuarios y empresas dependen demasiado de las páginas que ofertan el servicio. Por otro lado una caída de los servidores centrales o la imposibilidad de acceder a la red puede llegar a paralizar una empresa entera durante horas o días, con los costes que ello puede suponer.

 También hay cierta desconfianza en cuanto a la seguridad de este modelo. Un ciber ataque puede obtener o destruir información delicada y confidencial, y no todo el mundo está contento con que sus datos privados se guarden en un servidor online.

 

 Sea como sea, hoy en día son muchas las páginas que ofrecen programas online, pero también otros servicios de Cloud Computing, y es de esperar que el número vaya aumentando exponencialmente, siendo uno de los campos de la informática en donde mayor crecimiento se espera. Los servicios en la nube serán cada día más y más complejos, no sólo orientados a particulares, sino a empresas y modelos de negocios.

 Permiten por un lado abaratar costes de hardware (al no ser necesarias conexiones físicas, ni servidores dedicados), y por otro de software (ahorrando en gastos de licencias, costes de programación).

¿Te ha gustado? Comparte :)Share on FacebookTweet about this on TwitterBuffer this pageShare on Google+Pin on Pinterest
Tagged:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *