Podemos definir una base de datos como una plataforma en la que se almacenan estructuradamente un conjunto de datos, los cuales guardan algún tipo de relación entre ellos.

A la hora de definir que es una base de datos, nos encontramos desde pequeños ficheros habituales por ejemplo en bibliotecas, para organizar los libros por clasificación alfabética; hasta una compleja base gubernamental.

El lenguaje SQL es el más utilizado en los sistemas de base de datos. Este lenguaje permite realizar consultas a las bases de datos para mostrar, insertar, actualizar y borrar datos.

 

Qué es una base de datos

 

¿Para qué sirve una base de datos?

Las databases no son realmente algo muy complejo que se utiliza única y exclusivamente en grandes entidades financieras u organizaciones gubernamentales. Las tiendas de comestibles, las tiendas de alquileres… Todas hacen uso de ellas para realizar un seguimiento de la información de los clientes, así como del inventario, de los empleados y hasta de la contabilidad.

Por lo tanto, las bases de datos tienen un uso muy común y frecuente ya que permiten almacenar un conjunto de datos de manera rápida y sencilla.

Por lo tanto, las bases se utilizan en prácticamente todos los sitios. Éstos son algunos ejemplos de su uso en diferentes tipos de negocios:

  • Bancos: Registro de las cuentas, saldos y depósitos de los clientes…
  • Sitios web: Información de acceso y preferencia de los usuarios…
  • Almacenes: Niveles de inventario, localización de los productos….

En definitiva, las bases de datos se utilizan siempre que se tenga un conjunto de datos que necesiten ser almacenados de una manera sencilla.

¿Cómo funcionan las bases de datos?

Su funcionamiento es muy similar al de una biblioteca, con los datos organizados en fichas; sólo que en el caso de las databases en vez de fichas se utilizan tablas.

Las bases trabajan con una cantidad ingente de tablas, las cuales trabajan mediante índices que permiten que el sistema identifique cada una de estas tablas; de esta manera, los usuarios pueden acceder a la información almacenada en las mismas de manera fácil y rápida.

¿Cómo se clasifican las databases?

La clasificación más habitual se hace en función de acuerdo al contexto que manejen. De esta manera, nos encontramos con dos tipos:

  • Estáticas: Son bases únicamente de lectura; no pueden ser modificadas en ningún caso. Se suelen utilizar para almacenar datos históricos con los que, posteriormente, se estudia el comportamiento de un conjunto de datos a lo largo del tiempo.
  • Dinámicas: Todas aquellas bases de datos en las que la información puede ser modificada en cualquier momento. Suelen utilizarlas comercios minoristas para almacenar datos como, por ejemplo, el precio de los productos.

Bases de Datos y Sistema Gestor de Bases de Datos

Son dos conceptos que muy frecuentemente se confunden y realmente son muy diferentes. Por un lado, las databases que, tal y como las hemos definido, son el almacenamiento en el que residen los datos. Por otro lado, el SGBD, un software que se encarga de manipular esos datos, así como de mantenerlos seguros.

¿Te ha gustado? Comparte :)Share on FacebookTweet about this on TwitterBuffer this pageShare on Google+Pin on Pinterest
Tagged:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *